Fingerlings, los monitos más divertidos

Tenemos la Navidad a la vuelta de la esquina y una de las cosas que debes plantearte ir teniendo ya son los juguetes para los más pequeños. Si esperas al último día es probable que el juguete de sus sueños ya no esté. Sin duda, los niños son los que más ilusión tienen en estos días y siempre intentamos que reciban lo que han escrito en sus cartas (solamente si han sido buenos, por supuesto).

Por eso, hoy queremos que conozcas a unos monitos muy divertidos que van a ser la sensación de estas fiestas. Son los monitos Fingerlings. ¿No sabes de qué te estamos hablando? Tranquilo, te lo vamos a explicar para que puedas tenerlo en cuenta como idea de regalo de Reyes para los más pequeños de la casa. Puede que incluso acabe gustando también a los mayores.

monitos fingerlings

¿Qué son los monitos Fingerlings?

Los encantadores mini-monos Fingerlings son juguetes interactivos con tal realismo que incluso en ocasiones llegará a parecerte que cobran vida. Reaccionan a estímulos como el sonido, el movimiento y el tacto. Se pueden llevar a cualquier parte con el dedo o enganchados a un lápiz, a un palo… Cuentan con sensores táctiles y micrófono para hacer las delicias de todos.

Lo ideal es que sean los propios niños los que descubran todas las cosas que son capaces de hacer estos pequeños personajes, ¡seguro que se quedarán boquiabiertos! Y es que responden a multitud de acciones: al mandarle besitos al aire, si les das palmadas, al acariciar su cabeza… Jugando con ellos los niños podrán seguir desarollando habilidades cognitivas y les enseñará empatía y comprensión.

Modelos de Fingerlings

Podrás encontrar Fingerlings de diferentes colores, cada uno con distintas personalidades:

  • Mía: es la monita de color morado. Le gusta observar todo lo que hay a su alrededor. No quiere nunca perderse ningún detalle.
  • Sophie: es una monita de color blanco. Es la más cariñosa. Te lanzará muchos besitos y le encantará que la abraces.
  • Boris: es el monito de color azul. Siempre está riendo y seguro que hace reír también a los demás.
  • Zoe: es el monito de color turquesa. A este como más le gusta estar es bocabajo. Le encantan las acrobacias y no parará ni un segundo.
  • Bella: es la monita de color rosa. Es muy presumida y se pasa todo el día hablando.
  • Finn: es el monito de color negro. Se lo pasa muy bien porque está todo el día haciendo monerías.

Además, hay otra versión con forma de unicornio que se llama Gigi. Junto con todos ellos también hay otros productos diseñados para ellos: un gimnasio y un parque.

Un comentario

  • Blanca

    12 enero, 2018

    ¡Son chulísimos! Le regalé el blanco a mi sobrina estas Navidades pasadas y le encantó. Ahora lo lleva a todas partes.

    Reply

Deja un comentario